Poesía andaluza

 

ANDALUCÍA
Manuel Machado (1874-1947)
Cádiz, salada claridad;
Granada, agua oculta que llora. Romana y mora,
Córdoba callada.
Málaga cantaora.
Almería dorada.
Plateado Jaén.
Huelva, la orilla de las Tres Carabelas...
y Sevilla.

SONETO A ANDALUCÍA
Juan Morales Rojas (1918-1991)
Cielo azul entre campos soleados, desde Jaén a Córdoba la Llana.
Una lírica gracia sevillana y un bálsamo de olivos plateados.
Carabelas y afanes preparados al alborear en Huelva la mañana, de la gloriosa gesta americana de marinos por Dios iluminados.
Cádiz, napoleónica e isleña. Gloria mediterránea malagueña.
Y un mar de fandanguillo en Almería. España admira, absorta y asombrada, la infinita belleza de Granada.
¡Belleza sin igual de Andalucía!

ANDALUCÍA
José Luís Muñoz
Pescadería y Chanca, alto Almanzora. Mónsul y Media luna..., arena mora.
En tu bahía, y en tu roja Alcazaba sueño, Almería. Carnavales de Cádiz... sentir de azahar. Jicarilla de plata templada al mar.
Flores de mayo aldabean tus campos y tus caballos.
Tiene tu serranía miel de romero. Campaneo de fiesta en tu sombrero. Luz de alminares; Córdoba y su mezquita en mis cantares.
Generalife y Alhambra, embrujos moros. Entre el Darro y el Genil. corren tus lloros. Luce granada de tomillos y nieve Sierra Nevada. Tierra llana, medialuna, gitana bella. De azófar el Río Tinto pintó tu enseña. Junto a tu parra,
Huelva, son de fandango, eres guitarra. Cimbra de San Lorenzo, trigos y olivos. Guarda Sierra Morena vientos cautivos. Entre alfajores,
Jaén; jara y romero, viste de flores. San Pedro de Alcántara sol y verdiales Miramar y Alcazaba..., sentimentales. Málaga hermosa; anhelos de sultana, rumor de rosa. Torre de oro y peineta, blanca mantilla.
Regio, el Guadalquivir cruza Sevilla. La Macarena a la Giralda enseña su tez morena.

CANCIÓN DEL JINETE
Federico García Lorca (1898 - 1936)
Córdoba. Lejana y sola.
Jaca negra, luna grande, y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos yo nunca llegaré a Córdoba. Por el llano, por el viento, jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando desde las torres de Córdoba.
¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay, que la muerte me espera, antes de llegar a Córdoba!
Córdoba. Lejana y sola.